"Un recomendable espectáculo, original,con un profundo sentido social"

Por Tito Palumbo.
Editor Revista Buenos Aires Tango

Se trata de un recomendable espectáculo, original,con un profundo sentido social.

La música del Tata Cedrón se nutre de varias vertientes. Por un lado, la del payador que narra sucesos; por otro, la poesía que se ocupa de personas y grupos sociales postergados en la escala social, con una impronta rebelde; finalmente, la música popular argentina, no solo la ciudadana, sino también la nativa. Recogió poemas, muchos de los cuales, no fueron especialmente creados para cantar, a los cuales les agregó música de distintos géneros, creando temas únicos, muy personales, difíciles de repetir. En este espectáculo hace un viaje en el tiempo que recorre sus más de cincuenta años como artista. Andrea Castelli aporta una creación coreográfica para que un conjunto de bailarines exprese ideas, transmita sensaciones, despliegue sentimientos, ligados a circunstancias que el público reconoce como suyos. Y lo hace de una manera inédita. Con una nueva forma de expresar el movimiento tanguero, distinto de otras formas conocidas como tango de escenario. Hace un replanteo de la danza porteña inspirándose en la danza contemporánea. De manera que reorganiza el baile con un sentido teatral en la puesta en escena. Y destaca el gesto, la expresión, a los cuales les da una importancia singular. Se trata de un recomendable espectáculo, original, con un profundo sentido social.

La obra invita al espectador a sumirse en el universo cedroniano y, evitando los lugares comunes, propone algo inusual:; que un grupo de bailarines dibuje desde sus movimientos una música pocas veces bailada.


Volver a Prensa >